miércoles 6 de septiembre de 2017

Las vidas que pudimos vivir: Reseña literaria

A veces la vida nos une, entre­la­za nues­tras vidas, pero no somos capa­ces de enten­der­nos, incom­pren­sión, pre­jui­cios, o sim­ple fal­ta de comu­ni­ca­ción en esta socie­dad tan des­hu­ma­ni­za­da en la que vivi­mos.

Nos encon­tra­mos ante una nove­la coral – coral en cuan­to a que son cin­co las pro­ta­go­nis­tas, jun­to a algu­nos per­so­na­jes secun­da­rios pero nece­sa­rios – divi­di­da de mane­ra cla­ra y pre­ci­sa en seis epi­so­dios: Los cin­co pri­me­ros narra­dos en pri­me­ra per­so­na por cada una de ellas y el sex­to en con­jun­to, con varios párra­fos de cada una, dan­do una con­clu­sión a la his­to­ria y dejan­do al lec­tor con cier­to regus­to de que­rer aun más, pero a la vez con­si­guien­do que cada uno se haga un arma­do per­so­nal de la his­to­ria, creo que un buen libro inti­mis­ta y cos­tum­bris­ta como este debe hacer­te pen­sar, y sobre todo sen­tir, que ya pen­sa­mos dema­sia­do y sen­ti­mos dema­sia­do poco.

Son cin­co his­to­rias inde­pen­dien­tes pero uni­das, en las que cada pro­ta­go­nis­ta – de diver­sas pro­ce­den­cias, bio­gra­fías y eda­des – dan su pro­pio pun­to de vis­ta alre­de­dor de un hecho que cam­bia la vida de todas ellas. Y para ello, recu­rren a con­tar­nos de don­de vie­nen, a tra­vés de flash­backs bien hila­dos y que vie­nen a cuen­to – a mi enten­der son par­te fun­da­men­tal de la his­to­ria – con los cua­les nos expli­ca­mos que es lo que pien­san, lo que sien­ten, lo que viven y como todo ello las lle­va ser como son y a actuar como actúan. La pro­sa es boni­ta y pre­ci­sa, y con el gra­do des­crip­ti­vo jus­to y bien medi­do, más des­crip­ti­vo seria abu­rri­do y tedio­so y menos deja­ría temas en el tin­te­ro.

En mi caso el vincu­lo emo­cio­nal es evi­den­te, por mis estu­dios biblio­te­ca­rios, pare­jos a la de algu­nas de sus pro­ta­go­nis­tas y en la mis­ma uni­ver­si­dad, me ha hecho reme­mo­rar recuer­dos olvi­da­dos, y viven­cias simi­la­res a las suyas, pero con­si­de­ro que la nove­la es capaz de atraer la aten­ción de cual­quier lec­tor con ganas de leer algo nue­vo.

La gran cua­li­dad de esta nove­la, al menos para mí, es la capa­ci­dad que tie­ne para hacer­te empa­ti­zar con las pro­ta­go­nis­tas – o al menos con casi todas ellas – y a tra­vés de ese víncu­lo com­pren­der­las. Ves y com­pren­des que la vida no son blan­cos y negros, exis­te una casi infi­ni­ta gama de gri­ses, y para com­pren­der el camino de alguien hay que meter­se en sus zapa­tos.

Diría más, pero ten­go mie­do de reve­lar dema­sia­do, y creo que es mucho más diver­ti­do y enri­que­ce­dor que cada uno saque sus pro­pias con­clu­sio­nes.

Me pare­ce muy espe­ran­za­dor y fres­co que nue­vos escri­to­res espa­ño­les se lan­cen a escri­bir y auto­pu­bli­car, y este libro es un exce­len­te comien­zo para esta auto­ra.

Si quie­res tener más infor­ma­ción del libro, de su auto­ra, May­te Blas­co, o de sus estu­pen­dos rela­tos y micro­rre­la­tos, solo tie­nes que entrar en el blog de la auto­ra en https://elblogdemae.com/ .

Espe­ro que lo leas, des­pués de com­prar­lo, y te gus­te tan­to como a mí.

5 Comentarios a “Las vidas que pudimos vivir: Reseña literaria”

  1. Francisco Torpeyvago

    Como a todo aquel que se atre­ve con una rese­ña, debo agra­de­cér­te­la. Por­que el dar­nos a cono­cer un libro en con­cre­to en un momen­to de tan­ta ofer­ta me pare­ce, pre­ci­sa­men­te eso, de agra­de­cer.
    Y más cuan­do están tan bien hechas.

  2. Ignacio de Miguel Diaz

    Muchas gra­cias! Yo pien­so lo mis­mo, la gen­te que empie­za y lo hace bien mere­ce que se la publi­ci­te :D

  3. Luna Paniagua

    Me ha gus­ta­do mucho tu rese­ña. Yo tam­bién leí este libro y me encan­tó. Es muy intere­san­te y está muy bien escri­to.

  4. Ignacio de Miguel Diaz

    Muchas gra­cias Luna! A mi ade­más me trae muchos recuer­dos…

  5. Sara

    Bue­na rese­ña. Corro­bo­ro todo lo dicho y ade­más, des­de el pri­vi­le­gio me da el cono­cer per­so­nal­men­te a la auto­ra, aña­do que ade­más de talen­to­sa es una per­so­na excep­cio­nal a la que le augu­ro más nove­las tan bue­nas o mejo­res.

Comentar