lunes 28 de abril de 2008

Fragilidades

Nos cuenta nuestra amiga de Marte que se siente mal cuando se siente fragil.

Yo en cambio pienso que no somos suficientemente fragiles...

 

Me quedé contemplando aquel pequeño copo de nieve
mientras caía desde muy alto,
con el viento conteniendo su aliento,
procurando no romperlo.
Se balanceaba, majestuoso, solemne,
sujetando apenas su dibujo de estrella.

Los arboles,
dejaron de agitar sus ramas,
por miedo a tocarlo,
fijando sus ojos profundos y sabios
en la belleza de aquella diminuta mota de agua
apenas congelada.

Cuando finalmente tocó el suelo,
con un suspiro,
se unió a sus hermanos en el suelo,
con la dicha profunda
de haber conseguido su propósito en la vida.

Entonces pise aquel suelo duro,
de nieve compacta,
compuesta de copos, diminutos copos
frágiles y pequeños.

Meses mas tarde,
con un estruendo ensordecedor,
el agua de ese suelo
daría vida a su reseca madre,
gotas, son sólo gotas...

Un comentario a “Fragilidades”

  1. una chica de marte

    Con­ta­da así, la fra­gi­li­dad es muy her­mo­sa…

Comentar